top of page

El problema de la traducción de Google y otras traducciones automáticas

Actualizado: 26 oct 2021



A medida que se crean nuevas aplicaciones y programas de traducción automática, va creciendo el debate sobre la diferencia de calidad entre las traducciones automáticas y humanas. Si bien las máquinas pueden ser excelentes para traducir palabras individuales o frases cortas y simples de manera rápida y económica, hay pérdida de calidad a medida que crece la duración de la traducción (sin duda alguna). Las máquinas simplemente no pueden entender las complejas estructuras gramaticales, las implicaciones culturales, y las expresiones idiomáticas que son necesarias para representar con precisión un idioma.


Un error del Comité Olímpico de Londres en 2012 nos muestra la gravedad de algunos de los problemas de las traducciones automáticas. Un letrero que debía decir "Bienvenido a Londres" en árabe en el complejo de Westfield Stratford City, fue mal traducido y posteriormente retirado. Resultó que el signo estaba escrito al revés en árabe con espacios entre las letras que hacían que el signo fuera aún más difícil de entender. El director del Council de Arab-British Understanding, culpó del problema a un error de programa de software que automáticamente revirtió y desconectó las letras. Este tipo de error podría haberse evitado fácilmente utilizando un traductor humano (incluso de nivel básico).


Este es solo un ejemplo de cómo la calidad de una traducción automática simplemente no está a la altura. Otro ejemplo práctico es este: pon la famosa cita de Hamlet de Shakespeare, "Ser o no ser, esa es la pregunta", en Google Translate. Tradúcelo al kannada, un idioma hablado en la India. Copia los resultados, pégalos de nuevo en el programa y tradúcelos al telugu. Cópialo una vez más y tradúcelo de nuevo al inglés. Los resultados dirán: "La pregunta es si". Yo sé, un poco confuso pero si fuera una buena traducción, el sentido no cambiaría en ningún lenguaje.


Si bien las traducciones automáticas son rápidas y fáciles, las palabras generalmente tienen múltiples definiciones, y para elegir la mejor, es vital tener un traductor profesional experimentado y certificado como los de Entrelingo, que cuente con conocimientos culturales tanto de los idiomas de origen, como de destino.


Si vas a un país extranjero y quieres aprender a decir "hola", las traducciones automáticas son geniales, pero si estás tratando de traducir una carta o un documento legal, asegúrate de que estás usando a Entrelingo para no seguir los pasos tontos de los organizadores de los Juegos Olímpicos de Londres.


¿Tienes otros ejemplos de malas traducciones? Por favor, ¡compártelos en los comentarios!


Mafe G. | Directora de Operaciones y Servicio al Cliente | Entrelingo





51 visualizaciones0 comentarios

Comments